Sobre InvestOPI

InvestOPI pretende defender los intereses de los investigadores de los OPIs. Actualmente, se centra principalmente en los OPIs «sectoriales» (no incluyendo el OPI de mayor tamaño, el CSIC), debido a la discriminación relativa que éstos han sufrido durante muchos años. Gracias a la Ley de la Ciencia de 2011, esta discriminación debería pronto ser cosa del pasado, y se espera que todos los OPIs podrán funcionar en igualdad de condiciones.

Asociación de Personal Investigador de OPIs

Los intereses mencionados en el párrafo anterior incluyen, principalmente: intereses en el ámbito del régimen retributivo (homologación con el OPI mayor, tal y como lo exige la Ley de la Ciencia de 2011) y a nivel de funcionamiento (eliminación de restricciones excesivas para contratar personal, ejecutar presupuestos, o realizar gastos, frenando o incluso bloqueando el avance de la investigación). Vea, por ejemplo, este artículo en El País.

Puede resultar sorprendente que una Ley que ya casi lleva un decenio desde su aprobación (la Ley de la Ciencia de 2011) todavía no ha sido implementado en su totalidad. Generalmente se atribuye este retraso a la Gran Crisis económica, pero creemos que también es una cuestión de voluntad política, ya que realmente no se trata de una gran inversión económica; simplemente, la Ciencia no se considera prioritaria, como refleja esta colección de artículos de El País.

Sin embargo, la Ciencia debería ser una prioridad para un país con pretensiones de modernidad y que tiene la ambición de jugar en la primera división de la economía mundial. Muchos de los problemas de la sociedad moderna requieren soluciones que sólo la Ciencia y la Investigación pueden aportar (emergencias sanitarias como el Covid-19, el cambio climático y sus efectos adversos, la transición energética hacia fuentes de energía no fósiles, etc.). Por tanto, creemos que el Gobierno tendría que apostar claramente por la Ciencia y la Investigación, aumentando la inversión hasta un nivel mas acorde con la media Europea y eliminando trabas burocráticas.