Científicos del IEO, el IACT y la UCA estudian los riesgos geológicos submarinos del mar de Alborán

A bordo del buque Ramón Margalef, se obtendrán datos de muy alta resolución del fondo y subsuelo que servirá para evaluar riesgos geológicos como terremotos, tsunamis o deslizamientos.

Juan Tomás Vázquez en el laboratorio de acústica del Ramón Margalef ultimando los preparativos del muestreo en la primera área de estudio: el golfo de Vera

Lunes 16 de agosto dio comienzo la campaña oceanográfica RIGEL-2_AGORA_0820, a bordo del buque Ramón Margalef, durante la cual científicos del Instituto Español de Oceanografía (IEO), el Instituto Andaluz de Ciencias de la Tierra (IACT, CSIC-UGR) y la Universidad de Cádiz trabajarán en la adquisición de datos geológicos de alta resolución que servirán para identificar estructuras y procesos en el fondo marino que puedan suponer un riesgo geológico, como podrían ser fallas activas, deslizamientos, etc.

Durante 10 días, los científicos recorrerán el margen continental de Almería y Málaga y obtendrán datos batimétricos y perfiles de sonda paramétrica de alta resolución en zonas previamente identificadas como áreas de riesgo. Estos datos servirán para analizar la morfología del fondo marino y el subsuelo y localizar así estructuras tectónicas de actividad reciente en diversos sectores del mar de Alborán y el golfo de Vera.

Esta campaña se enmarca en una colaboración de los proyectos RIGEL-2 (RIesgos GEoLógicos en los márgenes de España) del IEO y cuyo investigador principal es Juan-Tomás Vázquez Garrido y AGORA (Contraste de la Actividad Geológica y Riesgos Asociados entre el Sector Este y Oeste del Mar de Alborán y cordilleras Adyacentes) financiado por la Junta de Andalucía y cuyo investigador principal es Jesús Galindo Zaldívar del IACT.

Los objetivos del proyecto RIGEL-2 son la identificación y análisis de estructuras y procesos que pueden ser susceptibles de generar potencialmente riesgos geológicos en los espacios submarinos de España a partir de la revisión de los datos geológicos existentes en el archivo histórico del IEO y de la adquisición de nuevos datos de alta resolución en zonas donde se haya interpretado la presencia de un riesgo geológico potencial pero que exista un déficit de información.

Los riesgos geológicos en los fondos marinos de España pueden tener orígenes muy diversos. El control ejercido tanto por la actividad tectónica en una región como por la dinámica sedimentaria, junto con la propia configuración geomorfológica de cada región, pueden generar diversos procesos capaces de producir importantes modificaciones de los fondos marinos, así como de los hábitats presentes en ellos o alteraciones en la columna de agua. Terremotos, vulcanismo submarino, deslizamientos masivos del terreno, erosión, soterramiento, emisiones de gases o generación de tsunamis, son algunos de los riesgos geológico más destacados.

El conocimiento de estos procesos tiene un alto interés estratégico pues afectarían a infraestructuras realizadas por el hombre en estos ambientes marinos, a hábitats de interés especial e incluso podrían tener una importante incidencia sobre la franja costera.

“El estudio y evaluación de estos riesgos es el primer paso para obtener herramientas geológicas que proporcionen a las administraciones la capacidad de minimizar las amenazas naturales del medio marino, así como sus efectos en cascada sobre sistemas económicos, sociales y ecológicos”, explica Juan-Tomás Vázquez, geólogo del Instituto Español de Oceanografía y responsable del proyecto RIGEL-2.

Fuente: IEO

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *